¿QUE ES REALMENTE UN ESCEPTICO?


En el mundo de la medicina, los “escépticos” dicen ser los únicos protectores de la verdad intelectual.

Afirman que todo el que no está de acuerdo con ellos es un charlatán. En pocas palabras, los “escépticos” están a favor de las vacunas, las mamografías, los medicamentos y la quimioterapia. Se oponen a los suplementos alimenticios, las hierbas medicinales, la quiropraxia, el masaje terapéutico, la medicina energética, la homeopatía, la meditación y todo contacto terapéutico que no este bajo normas impartidas por la oficialidad del sistema.

Pero hay mucho más que deberías saber acerca de los “escépticos”

Como veremos a continuación, ellos mismos reconocen que no tienen conciencia y que no existen cosas como alma y espíritu.

No hay vida después de la muerte. De hecho, no hay mucha vida en la vida cuando eres un escéptico.

Lo que realmente creen los escépticos

Pensé que sería interesante saber exactamente lo que los “escépticos” en realidad creen, así que hice un poco de investigación y saqué esta información de varios sitios Web de “escépticos”.

Lo que encontré, probablemente le haga reír bastante...

Veamos...

- Los escépticos creen que TODAS las vacunas son seguras y eficaces (incluso si nunca han sido probadas), que TODAS las personas deben vacunarse, incluso contra su voluntad, y que no hay límite al número de vacunas que una persona puede administrarse con seguridad . Así que, por ejemplo, inyectando a todos los niños con, por ejemplo, 900 vacunas, todas al mismo tiempo, se cree que es perfectamente seguro y “bueno para su salud”.

- Los escépticos creen que los productos químicos de fluoruro derivadas de los depuradores de las plantas eléctricas de carbón son muy buenos para la salud humana. Son tan buenos que, de hecho, deben ser echados en el suministro de agua potable para que todo el mundo esté obligado a beber esos químicos, independientemente de su nivel actual de exposición al fluoruro de otras fuentes.

- Los escépticos creen que muchos niños de seis meses necesitan fármacos antidepresivos. De hecho, ellos creen que a la gente de todas las edades se les puede administrar con seguridad un número ilimitado de todas estas drogas, al mismo tiempo: antidepresivos, medicamentos para reducir el colesterol, medicamentos para controlar la presión arterial, medicamentos para la diabetes, medicamentos contra la ansiedad, medicamentos para dormir y más – ¡simultáneamente!

- Los escépticos creen que el cuerpo humano no tiene capacidad para defenderse contra la invasión de microorganismos y que lo único que puede salvar a la gente de las infecciones virales son las vacunas.

- Los escépticos creen que el embarazo es una enfermedad y el parto es una crisis médica. (Se oponen al parto natural.)

- Los escépticos no creen en la hipnosis. Esto es especialmente divertido, ya que todos son ejemplos de personas que son fácilmente hipnotizadas por las influencias del sistema..

- Los escépticos creen que no hay tal cosa como la conciencia humana. Ellos no creen en la mente, sólo en el cerebro físico. De hecho, los escépticos creen que ellos mismos son autómatas sin sentido, que no tienen alma, espíritu, ni conciencia alguna.

- Los escépticos creen que los alimentos muertos tienen exactamente las mismas propiedades nutricionales que los alimentos vivos...

- Los escépticos creen que los pesticidas en los cultivos son seguros, que los alimentos genéticamente modificados son seguros, y que cualquier aditivo químico alimentario, aprobado por la ya comprobada fraudulenta FDA también es seguro. No hay ninguna ventaja de comprar alimentos orgánicos, sostienen.

- Los escépticos creen que el agua no tiene ningún papel en la salud humana que no sea la hidratación básica. El agua es inerte, dicen, y el agua de su inodoro es idéntica al agua de un manantial natural (suponiendo que la composición química es la misma, de todos modos).

- Los escépticos creen que todos los fitoquímicos y nutrientes que se encuentran en todas las plantas son inertes, que no tienen absolutamente ningún beneficio para la salud humana.

- Los escépticos creen que la Luna no tiene influencia sobre la vida en la Tierra. Que la agricultura, en sincronía con los ciclos de la Luna, es sólo superstición. Entonces, ¿por qué están vinculados a la Luna todos los ciclos de vida de los insectos, animales y seres humanos?.

- Los escépticos creen que el Sol no tiene ningún papel en la salud humana que no sea causar cáncer de piel. Niegan por completo las capacidades curativas de la luz; cuando de hecho ya hay muchísimas pruebas de que la luz cura...

- Los escépticos creen que la naturaleza es incapaz de sintetizar medicamentos. Sólo las compañías farmacéuticas pueden sintetizar medicamentos, afirman ellos. Entonces, ¿por qué los laboratorios farmacéuticos copian las moléculas de la naturaleza?

Los escépticos no creen en la intuición. Ellos creen que las madres no pueden “sentir” las emociones de sus hijos a distancia. Descartan todos estos hechos “psíquicos” como una mera coincidencia.

- Los escépticos creen que la curación ocurre desde el exterior, por los médicos y de las intervenciones técnicas. Ellos no creen que los pacientes tengan alguna capacidad de curarse a sí mismos. Por lo tanto, no atribuyen ninguna responsabilidad por la salud a los pacientes. Por el contrario, creen que los médicos y los técnicos son los responsables de su salud. Cualquier persona que rechace a los médicos y se haga cargo de su propia salud, actúa, por lo tanto, “de forma irresponsable”, dicen.

- Los escépticos creen que la radiación de los teléfonos celulares no representa ningún peligro para la salud humana. Una persona puede estar expuesta a la radiación del teléfono celular ilimitadamente, sin daño alguno.

- Los escépticos creen que el aspartamo y los edulcorantes químicos artificiales se pueden consumir en cantidades ilimitadas sin efectos nocivos.

- Los escépticos creen que los seres humanos nacen con deficiencia en productos químicos sintéticos y que el papel de las empresas farmacéuticas es “restaurar” las deficiencias en los seres humanos, convenciéndolos de tragar las pastillas patentadas.

- Los escépticos creen que una persona puede tomar medicamentos sin límites, ser inyectado con un número ilimitado de vacunas, exponerse a radiaciones ilimitadas de imágenes médicas (radiografías), consumir una cantidad ilimitada de productos químicos en los alimentos procesados y exponerse a una cantidad ilimitada de toxinas químicas ambientales con absolutamente ningún efecto sobre la salud en absoluto.

Todas las creencias hasta aquí mencionadas fueron recopiladas de sitios Web de “escépticos”.

No los voy a enumerar aquí porque esos sitios Web no merecen ni ser mencionados; así que si gustan investigar por cuenta propia... con buscar un poco en google se toparán con muchísimas páginas sobre esta temática..


Los Escépticos no son consistentemente escépticos

Si realmente observas de cerca las creencias de los “escépticos”, descubrirás que su escepticismo es selectivo. Realmente son escépticos acerca de algunas cosas –como la homeopatía– presas fáciles y completas sobre otras, como la credibilidad científica de los estudios de las compañías farmacéuticas.

Éstas son algunas de las muchas cosas sobre las cuales los “escépticos” deberían ser escépticos, pero no lo son:

- Los escépticos no son escépticos acerca de la corrupción y la deshonestidad en la industria farmacéutica. Ellos creen cualquier cosa que dicen las compañías farmacéuticas, sin hacer una sola pregunta inteligente.

- Los escépticos no son escépticos acerca de las revistas médicas. Ellos creen en lo que leen en los diarios, aún cualquiera que haya investigado solo un poco, bien conoce que gran parte de ello resulta ser un fraude completo.

- Los escépticos no son escépticos sobre el afán de lucro de la industria farmacéutica. Ellos creen que las compañías farmacéuticas están motivadas por la buena voluntad, no por las ganancias económicas.

- Los escépticos no son escépticos acerca de la seguridad de los productos químicos sintéticos utilizados en el suministro de alimentos. Ellos solamente tragan cualquier veneno que las compañías de alimentos ponen en los alimentos.

- Los escépticos no son escépticos sobre los enormes peligros de las radiaciones ionizantes de las mamografías y tomografías computarizadas. De alguna manera han sido convencidos de que “la detección precoz puede salvar vidas” cuando, en realidad, “desde el principio, la radiación causa cáncer”.

- Los escépticos no son escépticos acerca de las agenda de drogar masivamente propuesta por la peligrosa industria psiquiátrica, que quiere diagnosticar a todas las personas con algún tipo de “trastorno mental”. Los escépticos sólo siguen la corriente sin hacer una sola pregunta de sentido común acerca de si el cerebro humano realmente tiene que ser “tratado” con un aluvión de productos químicos que lo alteran.

- Los escépticos no son escépticos acerca de los empastes de mercurio. ¿Qué daño puede hacer, de todos modos, el mercurio? Si la OMS dice que son seguros, entonces deben serlo.

- Los escépticos no son escépticos acerca de la demolición estilo colapso del edificio World Trade Center 7. ocurrida el 11 de Septiembre de 2001 –un edificio que nunca fue alcanzado por los aviones. Este colapso bellamente orquestado de una estructura endurecida sólo podría haber sido realizado con explosivos de precisión. http://www.youtube.com/watch?v=MwSc7NPn8Ok 
Sorprendentemente, los “escépticos” tienen poco conocimiento de las leyes de la física. El hormigón y el acero de los edificios no colapsaron por arte de magia, en una perfecta vertical, sólo por un incendio en un piso.

- Los escépticos no son escépticos sobre la seguridad de los utensilios de cocina donde no se pegan los alimentos, o de los peligros de los productos químicos de limpieza en el hogar, o de la contaminación del aire interior con gases químicos en las alfombras, pinturas y muebles de tableros de partículas.

Resumiendo la posición de los escépticos: La Naturaleza es mala, pero los productos químicos son buenos...


Afirman que si tuviéramos más productos químicos inyectados en bebés, el mundo sería un lugar mejor. Si sólo se pudieran prohibir todas las plantas, hierbas, vitaminas, suplementos y terapias alternativas, todos estaríamos mucho más saludables y seguros.

En serio. Esto es lo que creen. Lo admiten abiertamente..

Y todos los que beben batidos verdes, y cultivan su propio alimento, y obtienen luz solar natural, y cuidan su propia salud, y beben té de hierbas… así todos son sólo unos tontos, comentan los escépticos. Todos son demasiado estúpidos para entender la “verdadera” ciencia. Porque si entiendes la ciencia real, ya habrían dejado todas esas hierbas inútiles y super-alimentos y hortalizas que curan y estarían tomando veinte diferentes medicamentos recetados por un inescrupuloso sistema, en su lugar.

¡Entonces serías realmente inteligente!. Porque todos los productos químicos te harán sano e inteligente. Algunas inyecciones extras de vacunas también te harán más fuerte.

Ahora podrás unirte a los escépticos, porque eres lo suficientemente inteligente en ese punto, para comprender que los productos químicos de laboratorio son la respuesta a todos los problemas de la vida:

* depresión
* ansiedad
* digestión
* desempeño sexual
* sueño
* Incluso habilidades para realizar exámenes,


… hay un producto químico “solución” para cada problema que puedas experimentar.


Ahora analicemos lo que realmente "son" los escépticos

Es bastante obvio que los escépticos son las personas más desinformadas del planeta.

Son las personas más fáciles de engañar. Son los más fáciles de hipnotizar, también, porque carecen de habilidades de pensamiento independiente. En lugar de pensar por sí mismos, se han unido a un “club de los escépticos”, donde se les puede decir que pensar y luego etiquetarse a sí mismos como “inteligentes” por seguir a otros en el grupo.

Estas son las personas que hacen fila para ser inyectadas con inútiles vacunas para el H1N1. (El chiste está en ellos, por supuesto. Esas vacunas fueron un fraude total…)
Estas son las personas que se ponen en fila en la farmacia para comprar una docena de recetas diferentes (que cuestan a veces mucho dinero) que sus médicos le ordenaron que tomen, sin siquiera explicarle bien por qué y para qué...

Estas son las personas que comen alimentos procesados, comida chatarra muerta, enlazada con productos químicos que los enferman –y luego se preguntan por qué están enfermos

Estas son las personas que se sientan en casa viendo la televisión y pensando en lo inteligentes que son, porque siguen los consejos médicos que han aprendido en los anuncios de las compañías farmacéuticas.

Estos son los verdaderos “escépticos”. Están tan increíblemente aislados de la realidad que ni siquiera creen en la capacidad de su propio cuerpo de curarse a sí mismo.

Los escépticos no creen en ningún tipo de espiritualismo profundo e individual. Muchos de ellos son ateos, y otros profesan alguna religión cerrada y adoctrinante como por ejemplo, el catolicismo y el judaísmo.


Algunos de ellos piensan que el universo es un lugar frío, insípido, solitario, un lugar lleno de tontos sin sentido de ser, de organismos biológicos zombies que no tienen voluntad ni conciencia. Otros tantos creen que hay un barbudo dios benevolente que los recogerá a la hora de la muerte y los llevará a un paraíso celestial en el cual serán por siempre felices junto a otros buenos ciervos ¿como ellos? que obviamente comparten la misma religión, ya que esa es la única real y válida verdad universal.

Vaya, al fin de cuentas no es de extrañar que estos escépticos estén tan equivocados.

Ellos tienen la visión más cerrada, simplista y fundamentalista que pueda existir en este mundo. No es de extrañarse que traten de destruirse a sí mismos con productos químicos. Los patológicos escépticos inconscientemente se empeñan en su autodestrucción.

Para ellos todo es simple y básico... de hecho se pueden separar solamente en dos grandes ramas; los que "piensan" que el ser humano es simplemente un robot biológico sin sentido ni propósito, y los que creen que todo depende de un dios que los ama y juzga severamente a la vez, siendo ellos solamente un juguete de ese siniestro ser superior.

Esto es exactamente lo que los escépticos creen.

Incluso ellos mismos le confirmarán que es así.


Nunca discutas con robots...Te recomiendo que emplees tu tiempo en cosas más productivas.

Al ser usted consciente de estos autómatas comportamientos, le dará más herramientas para que sea mucho más fácil esquivar un escéptico sin tener que soportarlo.

Digan lo que digan, siempre se les puede responder:

¿Quién dice eso? ¿Sos vos acaso, una persona consciente, de libre-pensamiento, con una mente y un espíritu conscientes manifestando esto; o son esas palabras que pronunciás son simplemente emitidas de forma autómata por las cuerdas vocales de una bolsa de huesos, músculo y piel que no contiene un ser que trascienda el tiempo?

Una de las posibles respuestas (si es que le responden honestamente), es que tendrán que admitir que ellos creen que no son más que una bolsa robótica de huesos y piel que está estúpidamente pronunciando cualquier disparate que escape de sus mecánicos labios; otra posibilidad es que quieran evangelizarlo emitiendo irrisorios postulados escritos y manipulados hace muchísimos años por algún desquiciado (humano este o no).

Llegado este punto, usted indefectiblemente habrá derrotado al insensato, porque habrá estado discutiendo con un adoctrinado autómata que no posee individualidad, ni criterio alguno. Al fin de cuentas es un ser que no es propio de si mismo...

Los escépticos de raza, siempre están convencidos de tener la razón total; es en ese punto que debes comprender el hecho de que no tienen conciencia propia. Ellos no están realmente lúcidos. Sólo son máquinas biológicas que repiten postulados ajenos impuestos por el "sistema oficial" aceptado. 
En otras palabras, son solo robots asistentes de un sistema controlador. Y los robots no pueden ser iguales a seres conscientes de su individualidad que perciben intuitivamente su propósito individual.

Los escépticos… los zombies… los robots… diferentes términos para una misma cosa. Sin conciencia, sin mente propia, encerrados en un limitado laberinto que no pueden percibir, sin tener conciencia intuitiva real de si mismos… Estos son los escépticos argumentando a favor de las vacunas, las mamografías y la quimioterapia hoy en día.

Son fieles agentes del sistema y responden a este, a como dé lugar...