¿LA GRAVEDAD Y EL BIG BANG SON SOLO UNA ILUSION?



¿La gravedad y el Big Bang serán en realidad una ilusión? En enero del 2010, Erik Verlinde, profesor de Física y teórico de cuerdas de renombre mundial, causó un gran revuelo en todo el mundo con la publicación de “El origen de la Gravedad y las Leyes de Newton”, artículo en el que cuestionó las percepciones comúnmente sostenidas sobre la gravedad, llegando incluso a mencionar que "para mí la gravedad no existe". 

“Todo el mundo que está trabajando en física teórica está tratando de mejorar a A. Einstein”, dijo Robbert Dijkgraaf, profesor de la Universidad UVA y actual director del Instituto de Estudios Avanzados de Princeton (donde los científicos como Turing, Oppenheimer y Einstein han trabajado) En mi opinión, Erik Verlinde ha encontrado una clave importante para el siguiente paso hacia adelante”.

Verlinde, quien recibió el premio Spinoza (Premio Nobel holandés) de la Organización de Países Bajos para la Ciencia, es famoso por el desarrollo de esta nueva teoría o idea de la gravedad en la que se afirma que “la gravedad es una ilusión”. “La gravedad no es una ilusión en el sentido de que sabemos que las cosas se caen”, dice Verline.

“La mayoría de la gente, sobre todo en la física, podemos describir la gravedad de forma perfectamente adecuada utilizando la Relatividad General de Einstein. Pero ahora parece que también podemos empezar desde una formulación microscópica donde no hay gravedad, para empezar, pero se puede derivar. Esto se conoce como “emergencia”. “O gravedad emergente”.
“Tenemos otros fenómenos en la física como éste”, continuó Verlinde. “Toma un concepto como el de «temperatura», por ejemplo. Lo experimentamos cada día. Podemos sentir la temperatura. Pero, si usted realmente piensa acerca de las moléculas microscópicas, no hay noción de la temperatura allí. Es algo que tiene que ver con la propiedad de todas las moléculas juntas, es como la energía media por molécula”.

Para Verlinde, la gravedad es similar. Es algo que sólo aparece cuando pones muchas cosas juntas en una escala microscópica y luego de repente ves que ciertas ecuaciones surgen.

“A medida que los científicos”, observan, “primero quieren comprender a la naturaleza y al universo. Al hacerlo, hemos observado cosas que son profundamente desconcertantes, como los fenómenos relacionados con la materia obscura. Vemos cosas que suceden que no entendemos. Debe haber más materia por ahí que no vemos. También hay algo llamado “energía obscura”. Y luego está todo el rompecabezas del inicio del universo. Ahora tenemos lo que se llama la teoría del ‘Big Bang’.


"Creemos que entendemos la gravedad en la mayoría de situaciones", dice, "pero cuando nos fijamos en las galaxias y, en escalas mucho más grandes, en los cúmulos de galaxias, vemos cosas que suceden que no entendemos con nuestras ecuaciones conocidas, como la ecuación de Newton de la gravedad o incluso la gravedad de Einstein. Así que tenemos que asumir que existe esta misteriosa forma de materia, lo que llamamos materia obscura, que no podemos ver. Ahora la energía obscura es aún más extraña, en el sentido de que ni siquiera saben en qué consiste. Esto es algo que podemos poner en nuestras ecuaciones para que las cosas funcionen, pero no hay realmente un gran rompecabezas que hay que resolver en términos de por qué está ahí y lo que está hecho. Actualmente, no hemos encontrado las ecuaciones adecuadas para describirlo. Claramente hay que progresar en términos de encontrar una mejor teoría de la gravedad, y la comprensión de lo que está sucediendo en nuestro universo".

Por ejemplo, la teoría del Big Bang es la idea de que en un momento dado las cosas particulares de repente comenzaron a explotar y están en crecimiento, y que nuestro universo se hizo más grande. Al respecto Verlinde encuentra ilógico pensar que todo tuvo su origen en ese momento único.

“Es ilógico pensar que no había nada y que después de que explotara todo existió. Utilizamos conceptos como el tiempo y el espacio”, añade, “pero no entiendo muy bien lo que esto significa microscópicamente.

El Big Bang tiene que ver con nuestra comprensión de lo que el tiempo debe ser, y creo que vamos a tener una mejor comprensión de esto en el futuro. Ya se darán cuenta de que lo que pensábamos que fue el Big Bang en realidad fue otro tipo de evento. O tal vez deberíamos no creer que el universo comenzó realmente en un momento determinado y que no hay otra forma de describirlo.”

Verlinde entiende que la información que tenemos hoy en día y las ecuaciones que ahora se utilizan, sólo describen una parte muy pequeña de lo que realmente está pasando. “Si usted piensa que algo crece, como nuestro universo, que debe convertirse en algo más pequeño”, observa. “Creo que hay algo que no hemos encontrado todavía y esto nos ayudará a descubrir los orígenes de nuestro universo."

En resumen, el universo se originó a partir de algo, no por nada. Había algo allí y tenemos que encontrar las ecuaciones. Tiene algo que ver con la energía obscura y la forma en que se relaciona con la materia obscura. Si entendemos las ecuaciones para los componentes de nuestro universo, Creo que también tendrá una mejor comprensión de cómo empezó el universo. Creo que es todo acerca de la interacción entre estas diferentes formas de energía y la materia.

La teoría del Big Bang funciona bien en el sentido de que nos da una comprensión de cómo los elementos particulares de nuestro universo surgieron y hay otras cosas que podemos observar, al igual que la radiación proveniente de la Gran Explosión.


Pero la idea de un universo en expansión que comenzó con una gran explosión va a cambiar. “Hay que pensar en las ecuaciones en un escenario más grande”, señala Verlinde. “Hay que describir algo más que las partículas de materia. Usted necesita saber más sobre lo que el espacio y el tiempo realmente son. Todas estas cosas tienen que unirse con el fin de seamos capaces de explicar el Big Bang”.

La mecánica cuántica tardó aproximadamente 26 años en desarrollarse, Verlinde concluye. “Hemos tenido la teoría de cuerdas durante 40 años y todavía no ha salido de lo que puede ser comprobado directamente con las observaciones o experimentos. Creo que mi idea tiene una mayor probabilidad de ser probada con observaciones, que es una cosa interesante. Creo que tomará no más de 10 ó 15 años “.

El resultado final dará lugar a un cambio de paradigma en la manera de pensar en como fue creado el universo.


Fuente: University of Amsterdam and Erik Verlinde