SATELITE ARTIFICIAL ORBITA LA TIERRA DESDE HACE 13.000 AÑOS

Foto del satélite artificial que orbita la Tierra hace unos 13.000 años
El caballero negro es una de las leyendas mas intrigantes de la historia de la astronáutica humana por lo que podría significar para nuestra historia. Estamos hablando de un objeto volador no identificado de tamaño no superior a los diez metros que fue descubierto por diversas estaciones de radioaficionados en el año 1927 y que tenía una espectacular órbita polar, desplazándose por el polo norte. La presencia de un objeto en los cielos antes incluso de que los norteamericanos y los soviéticos comenzaran la carrera espacial era un auténtico misterio para los científicos de aquella época, pero aún lo era más en el sentido que aquel cuerpo tenía. Aquel objeto flotaba ingrávido en el espacio con una órbita elíptica en sentido contrario a todos los demás astros del firmamento. 

Distintas transformaciones del Caballero Negro

Este objeto volador no identificado fue estudiado por la NASA y el pentágono en 1953, encargándole un estudio detallado al científico Clyde Tombaugh, el descubridor del ahora ex-planeta Plutón. ¿Qué dirá ese informe que aún sigue clasificado como alto secreto hasta el día de hoy?.

No podemos olvidar que aquel "caballero negro" estaba en órbita desde mucho antes de que en el año 1956 la Unión Soviética lanzase al espacio el satélite Sputnik-1, lo que descartaría totalmente la posibilidad de que fuese algún tipo de chatarra espacial. Algo que llama la atención es que los defensores de esa posibilidad incierta jamás consiguieron equiparar ninguna pieza de ninguna misión, satélite, o maquinaria llevada al espacio por los países que realizan este tipo de operaciones.

El satélite disponía de una órbita extrema, polar y se volvió a observar cerca de la Tierra en 1960 gracias al nuevo sistema de radar del NORAD, el mando estratégico de los EE.UU. Con aquellas mediciones pudieron concluir que el objeto debía pesar varias toneladas, con lo que el enigma se acrecentaba aún más, porque en aquellos años no se disponía de un cohete que fuese capaz de elevar a esa altura un componente tan pesado.

La información trascendió un poco a la opinión pública e incluso el día 7 de Marzo de 1960, la revista Time lo llegó a publicar en su portada. Aunque la información quedó a medias ya que el artículo prácticamente lo daba como un triunfo del Jet Propulsion Laboratory, no como el misterio que realmente era. De la Unión Soviética en cambio no se tiene noticias de su estudio oficial, aunque bien es cierto que sus archivos secretos sobre el extraño satélite tampoco han sido desclasificados hasta el día de hoy.

En 1963, en la histórica misión Mercury Atlas 9, en la que el astronauta Gordon Cooper realizó varias órbitas terrestres, ocurrió un nuevo suceso inesperado en relación a este caso. Este astronauta aseguró que en la última órbita que estaba haciendo pudo observar como un enorme objeto de color verde obscuro se acercaba a su nave, versión que siguió asegurando y defendiendo hasta el día de su muerte el 4 de Octubre de 2004.


Para tapar el asunto, la NASA expuso que en esa última órbita el astronauta Gordon Cooper sufrió un pequeño accidente eléctrico en su cápsula Mercury, que hizo que la estancia se llenase de dióxido de carbono y este delirara. Eso supuestamente le había producido alucinaciones. La explicación oficial no era concluyente, sobre todo si la comparamos con las mediciones que diferentes estaciones de radioaficionados y observatorios astronómicos pudieron hacer del incidente confirmando la presencia una vez mas de este extraño objeto. Desde Suecia ha podido verse en multitud de ocasiones igualmente.

El investigador John Keele famoso por sacar a la luz el caso Mothman, expuso en diversas obras que el objeto no era un aerolito captado por la Tierra o una chatarra espacial imposible, sino que era un artefacto manufacturado por una civilización ajena a la terrícola que emitía constantemente datos a una región del espacio donde se encuadraba el sistema Epsilon Bootes. Supuestamente parte de esas grabaciones han podido ser captadas y decodificadas por diferentes grupos de investigación a nivel mundial (más abajo encontrarán la grabación y más información al respecto) que aseguran que el objeto lleva la tremenda suma de 13.000 años orbitando el planeta Tierra (la conclusión indica que dicha señal tarda al menos en ser recibida 13.000 años por el Caballero negro o -Black Knight-). Luego y como mínimo esta debería ser la antigüedad del artefacto, que se ubica con un propósito receptor de la misma.

Lo que sí está claro es que la presencia de este objeto ha quedado registrada a través de los años y que existen informes clasificados ultra-secretos que exponen una explicación sobre el mismo y que llevan 50 años en un almacen del pentágono sin fecha de salida.

Aquí vemos al objeto en una ampliación extrema con una posible simetría frontal en forma de dos partes alargadas. Aunque la pixelación no nos permite ver muchos detalles, no parece un objeto totalmente aerodinámico. Destaca su lógica distribución, los brillos y reflejos.


Siendo que estas series de fotos aparecieron en la web de la NASA en Mayo de 2011 y todas pertenecen al mismo avistamiento; cabe destacar la posibilidad de que estemos ante un objeto polimórfico, es decir con capacidad para cambiar su forma, su morfología.



Destaca que en algunas de las tomas, estemos ante un objeto con salientes, y en otras ante un objeto totalmente liso.

La última toma de este misterioso objeto, que muestra su compleja estructura.


Fue Nicola Tesla el primero en “interceptar” una señal del satélite de otro mundo en el año 1899 después de la construcción de un dispositivo de radio de alta tensión en Colorado. Luego del descubrimiento de Tesla, 30-50 años más tarde la señal fue interceptada con más frecuencia, pero no fue “decodificada“. Desde la década de 1930 los astrónomos de todo el mundo han informado de extrañas señales de radio que provenían del “Caballero Negro“.

Pueden escuchar la grabación del satélite aquí: http://goo.gl/Iubs26

Una noche de finales de verano de 1927, un grupo de radioaficionados en Oslo, Noruega, entre ellos un ingeniero llamado Jorgen Hals, empezaron a recibir unas extrañas señales en sus equipos de audio. A diferencia de las reportadas por Tesla y Marconi, estas señales eran claramente de origen Humano, pertenecientes a una emisión de radio proveniente de Eindhoven (Holanda). Lo curioso de esas señales es que los ecos aparecían con varios segundos de retraso pero casi la misma intensidad , un efecto que aún no tiene una explicación clara pues ondas viajando tanto tiempo a través de la Tierra regresarían con mucha menor potencia.

Explicaciones naturales al fenómeno incluye efectos de túnel en la magnetósfera, múltiple reflexiones a través de la Tierra amplificadas en la ionósfera, reflexión de las ondas debido a nubes de plasma provenientes del sol que presentaba tormentas solares y gran cantidad de manchas en ese año y acople con ondas de plasma en la ionósfera. Sin embargo, ninguna de estas explicaciones da cuenta de la regularidad y la simetría con la que estas señales fueron recibidas. Al final, al no poderse reproducir de manera sencilla el efecto, la investigación de estas extrañas señales fue archivada y por décadas pasó al olvido.


Hasta que en los años 70’s un aficionado a la astronomía de nombre Duncan Lunan, se encontró con el caso de los ecos de 1927 y comenzó a investigarlos. Su conclusión es que los ecos estaban siendo transmitidos por un aparato situado en el punto L5 de LagrangeDLunan supuso que había algo más que la simple retransmisión de una onda de radio y comenzó a buscar un mensaje oculto. Descubrió que si los retrasos de señales se dibujaban en un plano cartesiano de ecos con respecto a su tiempo de retraso se obtenía la imagen de la constelación de boötes, pero no tal como la vemos ahora, sino como se veía hace aproximadamente 10.000 años., pero eso no es todo, los puntos además tenían un mensaje oculto que decía: Nuestro hogar es la estrella Izar (estrella) en Boötes (constelación) que es una estrella doble. Vivimos en el sexto planeta de siete, de la más grande de las dos estrellas. Nuestro planeta tiene una luna. El cuarto planeta tiene tres. Nuestra sonda comparte orbita con su Luna. Esto actualiza la posición de Arturo (estrella) en nuestros mapas.

La conclusión de D. Lunan es que una civilización muy avanzada envió hace miles de años un satélite artificial a nuestra orbita para que se activara apenas contáramos con la capacidad de recibir y transmitir mensajes de radio, es un concepto de comunicación interestelar conocido como la Sonda Bracewell. Como era de esperarse, la NASA y sus cómplices científicos negaron todo el asunto.

Decodificación de una serie de estos mensajes como mapa estelar.
El mapa está centrado en Epsilon Bootis como se vería desde la tierra hace 13.000 años (arriba).

Recortes de diarios de 1954


















En febrero de 1953, la carrera espacial y la guerra fría estaban calentando motores, los ojos estaban en el cielo para ver qué país era el primero en llegar al Espacio. Un grupo de astrónomos trabajando para el departamento de defensa de USA detectó un extraño objeto orbitando la tierra y las alarmas se encendieron pensando que los rusos habían vencido en la carrera espacial y que USA ahora se encontraba vulnerable. Al objeto se le bautizó como el caballero negro (black knight) y bajo ese nombre clave se le menciona en los diferentes informes del gobierno. La investigación le fue asignada al distinguido profesor de astrofísica de la Universidad de New Mexico Dr. Lincoln La Paz y al prestigioso descubridor del planetoide Plutón Clyde Tombaugh. El resultado “oficial” de la investigación tardó demasiado en ser comunicado al publico y finalmente cuando se dio a conocer, concluyó que el objeto era un pequeño asteroide atrapado en órbita, como si fuera un pequeño satélite natural. El problema con esta explicación es que la probabilidad de que un asteroide quede atrapado en órbita es casi inexistente. Por otra parte, detalles de la investigación jamás fueron revelados.

En Febrero de 1960, astrónomos de todo el mundo seguían la trayectoria del Sputnik I, que ya se encontraba en órbita, cuando de pronto detectaron un objeto que estaba pasando frente al Sputnik, haciéndole sombra. El objeto tenía dos características que lo hacían particularmente interesante, primero parecía llevar una órbita polar en lugar de seguir las líneas del Ecuador y hasta ese momento ni USA ni la Unión Soviética tenían satélites que hicieran ese tipo de trayectoria, y segundo, el objeto era tan grande que era imposible que hubiera sido lanzado desde la Tierra con los cohetes que había en la época.

En Marzo 7 de 1960, la revista Time publica un artículo reportando que el nuevo sistema de radar de USA (que posteriormente pasaría a ser parte del NORAD) había detectado un objeto extraño en el cielo que posteriormente había sido identificado como un pedazo de un satélite fallido norteamericano siendo esa la explicación oficial. Nunca se aclaró de que satélite era ese pedazo.

El primero en tomar una fotografía del objeto fue el Dr. Luis Corrales del ministerio de comunicaciones de Venezuela, quien fotografiaba el Sputnik cuando el objeto se atravesó pero debido a su precario sistema de fotografía el objeto no se pudo ver bien. Pero en septiembre del mismo año la empresa de aviación Grumman con sede en Long Island, NY logró tomar una fotografía mejor del objeto.

El astronauta soviético Yuri Gagarin, al igual que su colega norteamericano Gordon Cooper, en uno de sus viajes espaciales también reportó haber visto un objeto similares características.


Las visiones de Phillip K. Dick

¿Qué tienen en común las películas Blade Runner, Total Recall, Screamers, Paycheck, Next, Minority Report, The Adjustment Boureau, Imposter y A scanner darkly? Que todas están basadas en historias o libros del genio de la -ciencia ficción- Phillip K. Dick (PKD), tal vez el mayor proveedor de ideas para las películas de ciencia ficción modernas. Lo que pocos conocen es que PKD afirmaba haber sido contactado por el satélite alienígeno El Caballero Negro.

Al morir muy joven de 53 años a consecuencia de un paro cardiaco, fue encontrada en la residencia de PKD un manuscrito de más de 8.000 páginas escrito a mano llamado La Exégesis. Allí relata cómo el 2 de Marzo de 1974, luego de que le operaran una muela y de tener un curioso diálogo con una muchacha que tenía una medalla con el símbolo de la Ichtys (el símbolo del pescado de los primeros cristianos).


PKD llega a su casa y empieza a ver como un rayo de luz rosado lo envuelve y dice que en ese momento su conciencia se expandió y su conocimiento se multiplicó por 100.

En una de sus visiones, se le reveló que toda esa información estaba siendo enviada desde un satélite extraterrestre muy antiguo puesto ahí por una civilización muy avanzada para observar el desarrollo de la raza humana, dicho satélite solo interfería con unos pocos individuos para intentar generar un balance en el planeta. El llamó a este satélite como Valis (Vast Active Livinf Intelligent System).

En un momento, PKD afirma que Valis abrió un portal en su casa desde el cual podía observar lo que parecía ser la antigua Roma, el portal estuvo abierto por más de 3 semanas pero él nunca se atrevió a cruzar, sobre lo cual se arrepintió el resto de su vida. En algún momento PKD fue informado por Valis de que científicos soviéticos estaban intentando tomar posesión del satélite y le mostró visiones de científicos en laboratorios secretos rusos intentando hacer contacto con Valis.


Pero esta información no solo quedó plasmada en la Exégesis, PKD también escribió una serie de novelas basadas en sus experiencias, de ahí salieron libros como Valis, Radio Free Albemuth, The Divine Invasion y The Transmigration of Timothy Archer el cual quedó incompleto debido a su muerte.

La teoría del satélite terrícola

Existen algunos científicos que sin alzar demasiado la voz dicen tener información confidencial de que el controvertido satélite no es de origen extraterrestre; sino terrícola. Para ellos, el satélite perteneció a una civilización antigua muy avanzada, posiblemente la Atlántida quienes previniendo el desastre inminente, decidieron enviar el satélite a orbita para resguardar allí todo su conocimiento a la espera de que nosotros volvamos a tener la tecnología suficiente para obtener todos sus datos.


En la actualidad no hay información sobre este satélite en ningún medio oficial, pero teniendo en cuenta las fotografías recientemente expuestas (2011), sabemos muy bien que el satélite está ahí.

Actualmente la NASA eliminó las imágenes de sus archivos; estas están ahora disponibles solamente en artículos particulares como este que usted está leyendo. 

Las fotos del Caballero Negro aparecieron por primera vez en la web del Centro Espacial Johnson de la NASA en mayo de 2011 y mostraban claramente una nave espacial o satélite de diseño muy avanzado.

Las fotos fueron subidas y estuvieron en el sitio web de la NASA por más de un año y medio hasta que fueron eliminadas recientemente.
Sin embargo, quizás el suceso más interesante que se ha ido repitiendo coincidiendo con los avistamientos del extraño satélite ha sido lo que se viene llamando LDE (Long Delay Echo), que en castellano viene a significar Eco de Respuesta Diferida. El LDE afecta a las señales de radio y televisión retransmitidas a través de satélites, sufriendo un inusual retraso, como si alguien los estuviera grabando y después emitiéndolo de vuelta. Siendo un retraso tan significativo que quedaban totalmente descartadas la influencia de fenómenos atmosféricos o interferencias de origen conocido. El retraso de la vuelta de la señal podía varia desde segundos hasta incluso varios días.

Este efecto fue identificado hace 30 años por el geofísico noruego Carl Stormer y el alemán Balthasar Van Der Pol quienes descubrieron un extraño eco que iba asociado a ciertos mensajes de radio y tenían unos intervalos aparentemente aleatorios.


Izar (ε Boo / ε Bootis / 36 Bootis) es la segunda estrella más brillante de la constelación de Boötes, con magnitud aparente +2,35. Es una estrella binaria cuyas dos componentes están separadas 3 segundos de arco y está considerada una de las estrellas dobles más bellas del cielo.

El nombre de Izar proviene del árabe ازار (izār) y significa «velo». También es llamada Mirac, Mirak o Mirach —nombres semejantes al de β Andromedae— cuyo origen es el mismo. Perizoma es como aparece mencionada en las Tablas Alfonsíes.

Otro nombre utilizado para designar a esta estrella es Pulcherrima, «la más preciosa», denominada así por el astrónomo Friedrich Georg Wilhelm von Struve al observar el hermoso contraste entre las dos estrellas.

A 210 años luz de distancia del Sistema Solar, Izar está compuesta por una gigante luminosa naranja, Izar A, y una estrella blanca de la secuencia principal, Izar B. Izar A (HD 129989 / HR 5506), de tipo espectral K0II-III, es la mas brillante del par con una luminosidad equivalente a 400 soles, siendo 15 veces más luminosa que su compañera. Con una temperatura superficial de 4.500 K, su radio es 33 veces mayor que el radio solar.

Izar B (HD 129988 / HR 5505) es una estrella blanca de la secuencia principal de tipo A2V[4] cuya temperatura es de 8.700 K. Con una luminosidad 27 veces mayor que la solar, su radio es el doble que el radio del Sol. La separación entre las dos estrellas es de al menos 185 UA con un período orbital de más de 1.000 años.

El sistema tiene una edad estimada de 300 millones de años. Cuando nacieron, la estrella A2 era muy semejante a como es hoy, pero la actual gigante era una caliente estrella de tipo B. Esta última era más masiva que su compañera —4 masas solares frente a 2 masas solares—, lo que propició que evolucionara más rápidamente; así, hace 10 – 20 millones de años agotó su hidrógeno interno transformándose en la gigante que vemos en la actualidad. En un futuro, dentro de algo más de 1.000 millones de años, Izar B seguirá el mismo camino, expandiéndose también en una gigante naranja. Sin embargo, para ese entonces la estrella más masiva probablemente no sea más que una tenue enana blanca



Hace poco tiempo (2010), ocurrió algo particular: 

28th May 2010 10:47 GMT Los expertos informan que un objeto desconocido se ha acercado a la Tierra desde el espacio profundo y extraoficialmente dan por seguro que su origen es artificial. 


El objeto KQ 2010 fue detectado por el Catalina Sky Survey en Arizona a principios de este mes, y posteriormente por el servicio de seguimiento de asteroides de observación de la NASA y el Programa de Objetos Cercanos a la Tierra con sede en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en California.

Según los expertos de la NASA:

Observaciones por el astrónomo S. J. Bus, utilizando el Infrarrojo de la NASA patrocinada por el Telescopio de Mauna Kea, Hawaii, indican que las características espectrales 2010 KQ no coinciden con ninguno de los tipos de asteroides conocidos, y la magnitud absoluta del objeto (28,9) sugiere que es sólo unos pocos metros de tamaño.

El misterioso objeto artificial aparentemente ha hecho un pase cerca de la Tierra, llegando casi a la distancia de la órbita de la Luna, y ahora se dirige lejos otra vez en el vacío interplanetario. El objeto ha viajado sin propulsión durante el tiempo que la NASA lo ha tenido en observación. Sin embargo los científicos estiman que debe de haberse movido por sus propios medios en algún momento, dada su posición y la velocidad.

“La órbita de este objeto es muy similar a la de la Tierra, y uno no esperaría que un objeto natural permanezca en este tipo de órbita por mucho tiempo“, dijo Paul Chodas en el JPL.


Nosotros tenemos muchas preguntas para hacer... y "ellos" tienen muchas pruebas que ocultar.

¿Donde está el Caballero Negro ahora? ¿Se fue? ¿Cambió su aspecto y se transformó en invisible? ¿Lo atraparon agentes de la NASA? ¿Está aún ahí y solamente nos ocultan la información?.

Saque usted sus propias conclusiones...

Fuente: Compilación de Ciencias Energéticas