UNIVERSOS PARALELOS DENTRO DE CUATRO DIMENSIONES


Se especula que los universos paralelos estarían ocultos dentro de las cuatro dimensiones espaciales (física) que conocemos como: anchura, longitud, profundidad y tiempo, -esto se comprende, pero sólo en una variedad gravitacional en la que la luz no se pueda propagar-.

Mediante los últimos descubrimientos, comprenderemos que cada vez nos acercamos y muy rápidamente hacia una "nueva física", esto generará un quiebre que cambiará totalmente la visión actual del universo y su funcionamiento.

Varios de los cosmólogos más importantes de estos tiempos creen que este universo dentro del cual estamos, no es sino uno de muchos universos. Algunos experimentos sugieren que hay al menos otro universo muy cercano al nuestro, tal vez separados por una membrana de tan sólo un milímetro de distancia, y esto podría ser detectable por la energía -o las fuerzas- como la gravedad.. De hecho, según lo predicho por los teóricos de membrana, esta “fuga” podría ser responsable de la producción de la energía obscura de un universo paralelo, y se puede sentir su influencia en nuestra propia realidad a través de su atracción gravitatoria.

Muchos científicos de renombre están diciendo que hay razones para pensar que las dimensiones paralelas podrían muy bien ser más que hipotéticas invenciones.

“La idea de múltiples universos es mucho más que una simple suposición; esta idea aparece en muchas teorías científicas y merece ser tomada muy en serio", dijo Aurelio Barrau, físico francés de partículas en la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN).


«Hay una variedad de teorías basadas en la idea de universos paralelos, pero la idea más básica es que si el universo es infinitamente cíclico, entonces todo lo que podría ocurrir en el; ha sucedido, está sucediendo y sucederá»



De acuerdo a la mecánica cuántica, no hay nada en la escala subatómica que realmente pueda decirse que existe hasta que es observado. Hasta entonces, las partículas ocupan una “superposición” incierta, en el que pueden tener simultáneos giros “arriba” y “abajo”, o parecen estar en lugares diferentes al mismo tiempo. El mero hecho de observar de alguna manera parece que -ancla- un estado particular de "la realidad". Los científicos aún no tienen una explicación perfecta de cómo se produce, pero eso no ha cambiado el hecho de que el fenómeno se produce.

Las partículas no observadas se describen como “funciones de onda” que representan un conjunto de múltiples “probables” ondas. Cuando un observador realiza una medición, la partícula a continuación, se establece en una de estas opciones múltiples, que es algo como la teoría del universo múltiple puede ser explicada.


La existencia de un universo paralelo “ni siquiera supone una especulación física moderna, sino simplemente que el espacio es infinitamente cíclico y más uniformemente lleno de materia como lo indican las recientes observaciones astronómicas”, Max Tegmark [cosmólogo del MIT en Boston, Massachusetts (USA)], concluyó en un estudio de universos paralelos publicado por la Universidad de Cambridge.

El Matemático Hugh Everett ha publicado un histórico trabajo en 1957 mientras todavía era un estudiante graduado en la Universidad de Princeton. En este trabajo se demostró cómo la teoría cuántica predice que una realidad clásica solo poco a poco se dividirá en una particular, pero a la vez realidad existente.

“Esto es simplemente una manera de confiar estrictamente en las ecuaciones fundamentales de la mecánica cuántica”, dice Barrau. “Los mundos no son espacialmente separados, pero existen como tipos de universos paralelos”

Algunas investigaciones en Oxford, han encontrado una respuesta matemática que barre una de las principales objeciones a la idea de controversia. Su investigación muestra que H. Everett fue por el buen camino cuando postulaba su teoría del multiverso. El equipo de Oxford, dirigido por el Dr. David Deutsch, demostró matemáticamente que la estructura de Bush ‹como la ramificación creada por la división del universo en versiones paralelas de sí mismo pueden explicar la naturaleza probabilística de los resultados cuánticos›.

“Muchos autores de ciencia-ficción consideran que las paradojas de un viaje en el tiempo sería resuelto por universos paralelos, pero en mi trabajo, esta conclusión se deduce de la teoría cuántica en sí” dice Deutsch.

"La frontera entre la física y la metafísica no se define por ser una entidad que se pueda observar", manifestó Tegmark.

Señala a fenómenos como el agujero negro, la curvatura del espacio, la ralentización del tiempo a altas velocidades, incluso una Tierra redonda, que fueron todos a la vez rechazados como una herejía científica antes de ser probados a través de la experimentación, aunque por ahora algunos se quedan fuera del alcance de la observación, son ampliamente probables. Tegmark concluye que los modelos de cíclicos multi-universos  basados en la física moderna con el tiempo serán empíricamente comprobables.


Fuente: Daily Galaxy