ATRAVESANDO PUERTAS

Torii  (鳥居?)

“La puerta mejor cerrada es aquella que puede dejarse abierta.” Proverbio chino

¿Qué consecuencias neurológicas conlleva el atravesar una puerta?

Un interesante estudio científico demuestra que el solo hecho de atravesar una puerta tiene notoria implicancia en la memoria del ser humano.

De acuerdo con Walking through doorways causes forgetting: Further explorations, investigación realizada por Gabriel Radvansky, el simple acto de atravesar una puerta genera el nacimiento de un nuevo episodio en nuestra secuencia de memoria. Esto incrementa la dificultad de recordar lo que aconteció previo a dicha acción. 

Este fenómeno se da gracias a que la memoria humana funciona como una especie de narrativa fragmentada en capítulos sucesivos. Y entre más episodios haya entre nuestro presente y un determinado momento pasado, más complicado será el poder recordarlo.

Tras la primera serie de experimentos, que parecían confirmar la hipótesis, surgió la duda sobre si el efecto registrado (mayor dificultad para recordar lo acontecido previo al cruce) se debía a está acción o si, por el contrario, en realidad tenía que ver con el hecho de que el estar en un mismo escenario, con los mismos objetos, favorecía la capacidad de recordar. 

Para disipar esta última posibilidad procedieron a realizar el mismo experimento pero con entornos simulados virtualmente: las personas atravesaban una puerta solo para llegar a un cuarto idéntico al previo y tampoco lograron recordar con la misma precisión que aquellos que jamás cruzaron. 

Más allá de las implicaciones neurológicas que el acto de cruzar una puerta genera, lo realmente interesante es descubrir que este solo acto contiene una carga significativa que excede lo alegórico.  

El estudio encabezado por G. Radvansky establece un lazo directo e inseparable entre una acción cuasi arquetípica y una posterior reacción fisiológica a la misma; modificando inesperadamente la capacidad cognitiva.

Tiahuanaco

"Más allá de la Puerta moran ahora los Antiguos; no en los espacios conocidos por los hombres, sino en los rincones que hay entre ellos. Ellos vagabundean fuera de la superficie de la Tierra y esperan siempre el momento de su vuelta; porque la Tierra Los ha conocido y Los conocerá en el tiempo a venir."

Extracto del Necronomicon