LOGRAN RESETEAR EL CEREBRO HUMANO


Logran reiniciar el cerebro de personas con depresión severa y eso hace que desaparezcan todos los síntomas.

¿Cómo lograron resetear los cerebros?

Con setas (hongos) alucinógenas!

A la lista de fármacos actuales para tratar la depresión pronto podría sumarse una sustancia llamada psilocibina (también conocida como 4-PO-DMT) presente en las setas alucinógenas, después de que un equipo de investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido) haya conseguido 'reiniciar' la actividad cerebral y reducir los síntomas de depresión severa en pacientes cuyo tratamiento tradicional no había funcionado.

Los pacientes experimentaron el efecto beneficioso del compuesto psicoactivo de las setas alucinógenas hasta 5 semanas después del tratamiento, por lo que los autores creen que la psilocibina puede restablecer de manera efectiva la actividad de los circuitos cerebrales clave implicados en la depresión.

La comparación de imágenes de resonancia magnética de los cerebros de los pacientes antes y después de recibir el tratamiento farmacológico reveló cambios en la actividad cerebral que se asociaron con reducciones marcadas y duraderas en los síntomas depresivos.

"Varios de nuestros pacientes describen la sensación de 'reseteo' después del tratamiento, así como otras analogías informáticas similares. Por ejemplo, uno de ellos dijo que se sentía como si su cerebro hubiese sido desfragmentado como un disco duro del ordenador, y otro dijo que sentía 'reiniciado'. La psilocibina puede estar dando a estos individuos el 'reseteo' temporal que necesitan para salir de sus estados depresivos", explica Robin Carhart-Harris, líder del trabajo.

En el experimento, el primero de su clase en utilizar la psilocibina en pacientes con depresión, 20 voluntarios con depresión severa recibieron dos dosis de psilocibina (10 mg y 25 mg), administrándoles la segunda dosis una semana después de la primera.


19 pacientes se sometieron a un escáner cerebral antes del tratamiento y luego a una segunda exploración un día después del tratamiento de dosis alta. Los científicos midieron los cambios en el flujo sanguíneo y la diafonía entre las regiones del cerebro; y los pacientes también informaron sobre su estado mediante la realización de cuestionarios clínicos.

Inmediatamente después del tratamiento con psilocibina, los voluntarios afirmaron experimentar una disminución de los síntomas depresivos, lo que se corresponde con una mejora en el estado de ánimo y un alivio del estrés.

Las imágenes de resonancia magnética funcional revelaron una reducción del flujo sanguíneo en las áreas del cerebro, incluida la amígdala (involucrada en el procesamiento de las respuestas emocionales, el estrés y el miedo). También encontraron mayor estabilidad en otra red cerebral, previamente vinculada a los efectos inmediatos de la psilocibina. 

"A través de la recopilación de estos datos de imágenes hemos podido proporcionar una respuesta a los efectos posteriores del tratamiento con psilocibina en los cerebros de pacientes con depresión crónica. Basándonos en lo que sabemos de varios estudios de imágenes cerebrales con psicodélicos, como así también teniendo en cuenta lo que la gente dice acerca de sus experiencias, puede ser que los psicodélicos cierren realmente las redes cerebrales asociadas con la depresión, lo que les permite eliminar el estado depresivo", aclara Carhart-Harris.

Cierto es que en la última década se han llevado a cabo una serie de ensayos clínicos sobre la seguridad y la eficacia de los psicodélicos en pacientes con trastornos tales como la depresión y las adicciones, lo que arroja resultados realmente prometedores.



Fuente: Robin L Carhart-Harris et al, Psilocybin for treatment-resistant depression: fMRI-measured brain mechanisms, Scientific Reports (2017). DOI: 10.1038/s41598-017-13282-7